LOS EFECTOS DE LA CONTAMINACIÓN EN TU PIEL

Aproximadamente la mitad de la población mundial vive en ciudades y entornos urbanos con altos niveles de contaminación ambiental, donde existen:

  • Partículas minúsculas disueltas en el aire, menores que nuestros poros, que pueden penetrar y alcanzar incluso las capas más profundas de la piel
  • Gases y otras sustancias tóxicas invisibles que se depositan sobre la piel y van a producir reacciones metabólicas perjudiciales, formando radicales libres.

Esta contaminación, que cada día va en aumento por la polución y las emisiones de gases de efecto invernadero, no solo representa un importante riesgo para el medio ambiente, sino que también afecta a nuestra salud, causando diversas enfermedades respiratorias y alergias, además de los ya conocidos efectos nocivos sobre la piel.

Existen muchos estudios que relacionan esta contaminación con el estrés oxidativo y la generación de radicales libres responsables del envejecimiento prematuro cutáneo. Sabemos que, a consecuencia de la contaminación ambiental, la piel se deshidrata, se ensucia, se vuelve irritable e inflamada, con una excesiva descamación, perdiendo luminosidad y flexibilidad. Y finalmente, todo esto se hace visible mediante la aparición de discromías, manchas y arrugas en nuestra piel.

Además, como ya se ha comentado, existe una mayor concentración de partículas finas en dispersión con un tamaño mucho menor que nuestros poros, lo que hace que penetre fácilmente en ellos y los obstruya, generando problemas de poros dilatados, falta de oxigenación de la piel, acné, atopias y alergias en la piel, sobre todo del cutis, la zona más expuesta de nuestra anatomía.

Por todo esto, es recomendable no solo limpiar diariamente el rostro. lo cual es fundamental, sino también adoptar una rutina de belleza profesional que combine:

  • Productos y tratamientos que consigan una limpieza de la piel en profundidad (microdermoabrasión, peelings) eliminando estas las partículas contaminantes que han penetrado en nuestra piel y obstruir poros. Al limpiar en profundidad se consigue además estimular a la flora bacteriana “buena” para nuestra piel e incluso reducir la inflamación cutánea de las capas más profundas de la dermis.
  • Tratamientos hidratantes con sustancias détox y antioxidantes (mascarillas y serum faciales, mesoterapia, vitaminas …) , que anulen y consigan potenciar los mecanismos naturales de defensa de nuestra piel frente al estrés oxidativo causado por esta contaminación. Con ellos corregiremos los signos ya visibles del envejecimiento de la piel, pero también evitaremos la aparición de nuevas arrugas, manchas y de otros signos del daño ambiental en la piel.

En Clínica Roch nos preocupamos por la salud de tu piel. Disponemos de diferentes tratamientos destinados a minimizar los efectos de la polución y otros agentes nocivos cutáneos, especialmente diseñados para que la piel del rostro y escote luzca sana y bonita. Consigue la piel que siempre has deseado solicitando más información en el teléfono 954 502 537 o en calle Trastámara, 26 en el centro de Sevilla.

Recent Posts

Leave a Comment