Injerto capilar: El tratamiento definitivo contra la alopecia

La pérdida irreversible de cabello suele comenzar a partir de los 35 años de forma natural, pero existen situaciones en las que una pérdida excesiva de cabello (más de 120 cabellos al día) nos conduce al diagnóstico de alopecia.

Aunque existe la creencia general de que esta patología solo afecta a los hombres ya que las estadísticas sugieren que afecta a 1 de cada 2 hombres a lo largo de su vida, también perjudica a 1 de cada 5 mujeres, creando e ambos sexos sentimientos de inseguridad y falta de autoestima muy frecuentemente. La diferencia de género también determina la diferente manifestación clínica entre ambos sexos, ya que en el varón la pérdida del cabello comienza en la región de la frente y central (lo que conocemos como las entradas y calva típicas de la alopecia androgénica) mientras que en la mujer se produce una pérdida de cabello más difusa (visualizándose el cuero cabelludo con la perdida de cabello gradual).

Las causas de la alopecia suelen estar relacionadas con factores genéticos, esta es la forma más conocida y la más frecuente, denominada alopecia hereditaria, en la que existe una hipersensibilidad heredada a la caída del cabello en los folículos pilosos por la acción de las hormonas. Curiosamente esta tendencia familiar a la pérdida del cabello se asocia sobre todo a la herencia en el cromosoma X que heredamos de la familia materna, por lo que, al contrario de lo que se cree, es el abuelo materno o la madre la que más determina esta pérdida de cabello heredada, aunque se trata de una herencia poligénica y también otros genes procedentes de la familia paterna son determinantes en el desarrollo de esta patología.

Por supuesto, no debemos olvidar otros agentes causales ambientales adquiridos como son la alimentación, el uso de determinados fármacos, la existencia de enfermedades, falta de hierro o el estrés. Por todo lo expuesto, el primer consejo para prevenir la alopecia es evitar el estrés, descansar las horas necesarias, así como fomentar otros hábitos de vida saludable como por ejemplo no abusar del agua caliente ni del secador, utilizar un champú adecuado al cabello, preferiblemente de ingredientes naturales o consumir alimentos altos en aminoácidos, vitamina B y minerales (azufre, hierro).

Tratamiento contra la alopecia: microinjertos capilares

El método que usamos en Clínica Roch se denomina método FUE (Folicular Extraction Unit o extracción de unidades foliculares) y es considerado la técnica de implante capilar más avanzada que existe en la actualidad. Esta técnica consiste en recolectar folículos del cuero cabelludo del paciente, de las zonas laterales o nuca (zona donante) sin necesidad de realizar una cicatriz visible. Para ello empleamos un punch motorizado de 0.7-0.8 mm,  que permite la obtención de grandes cantidades de unidades foliculares en una sola sesión,  el cual permite un menor número de sesiones y tiempo de recuperación para nuestros pacientes.  A continuación, estos folículos son cuidadosamente introducidos en las zonas con alopecia del paciente mediante microincisiones, a fin de recuperar la normal anatomía del cabello y eliminar zonas de calvicie o de poca densidad de cabello del paciente.

En general, debes saber que trata de una técnica no invasiva con muy buenos resultados estéticos, en la que el paciente puede reincorporarse a sus actividades diarias tan solo unas 48 horas después de la intervención y en el trascurso de unas semanas adquiere una imagen renovada y completamente natural.

Tratamiento contra la alopecia: factor de crecimiento plaquetario

Además de los microinjertos capilares, en Clínica Roch aplicamos un novedoso tratamiento que comienza con una simple extracción de sangre del propio paciente. Tras procesarla, se selecciona el  PRP o plasma rico en plaquetas, que contiene numerosos factores de crecimiento y de señalización intercelular  que potencian y estimulan la regeneración de los tejidos, aplicándose mediante microinfiltraciones en determinadas áreas del cuero cabelludo de forma totalmente indolora y sin necesidad de cirugía.

El factor de crecimiento plaquetario  activa la formación de colágeno y ácido hialurónico de la zona a tratar, mejorando también la vascularización del folículo piloso. Todo ello se traduce en  una mejoría sustancial de la densidad del pelo en el cuero cabelludo,  ya que frena la caída del cabello y potencia la regeneración del tejido revitalizando el folículo piloso debilitado, funcionando especialmente en alopecias hormonales o por estrés, o como tratamiento coadyuvante a los injertos para un mejor resultado estético final.

Si necesitas más información, no dudes en contactar con nosotros llamando al 954 502 537. Estaremos encantados de estudiar tu caso.

Recent Posts

Leave a Comment