Hilos Subcutáneos

En qué consiste el tratamiento Hilos Subcutáneos ¿En qué consisten los Hilos Subcutáneos?

Cuando comienza el proceso de envejecimiento los tejidos conectores se debilitan y el colágeno y las fibras elásticas empiezan a deteriorarse. Estos cambios en nuestras estructuras de soporte se traducen en forma de flacidez, surcos, pliegues y arrugas profundas que pueden aparecer a partir de los treinta.

Clínica Roch recomienda la técnica de hilos subcutáneos a mujeres entre treinta y sesenta años que desean tener una apariencia más juvenil, sin pasar por el quirófano para un lifting convencional, pero buscando resultados más duraderos que con la toxina botulínica o rellenos dérmicos. Los hilos subcutáneos no reemplaza al lifting convencional, más bien le ofrecen una solución más innovadora y mínimamente invasiva.

Descripción del tratamiento Hilos Subcutáneos Tratamiento

El tratamiento con hilos subcutáneos es una técnica de rejuvenecimiento que consiste en la inserción de hilos de polipropileno bajo la piel con el objetivo de retensar los tejidos y acabar con la flacidez y los descolgamientos de la piel. El equipo médico de Clínica Roch implanta una cánula bajo la piel por la que se introduce una aguja y, posteriormente, el hilo de poliprolipeno. Este hilo quedará anclado en los tejidos, levantándolos y recolocándolos donde estuvieron originariamente.

Se trata de un tratamiento ambulatorio, con anestesia local, de una duración aproximada de una hora. Su aplicación es recomendable cuando los primeros síntomas de envejecimiento de la piel empiezan a aparecer o aún no están muy desarrollados. Resulta muy efectivo para tensar la piel de cara, cuello, glúteos, brazos y senos.

Resultados del tratamiento Hilos Subcutáneos Resultado

Una vez finalizado el tratamiento, el paciente puede incorporarse inmediatamente a la vida cotidiana. Para asegurar la perfecta fijación de los hilos subcutáneos y potenciar el efecto del tratamiento, se recomienda: aplicar hielo sobre la zona tratada las primeras 24 horas, no consumir bebidas calientes durante dos días, evitar movimientos bruscos, no masajear la zona durante 3 o 4 semanas y reducir al máximo los movimientos de expresión facial. Los profesionales médicos de Clínica Roch se aseguran durante el seguimiento posterior que se alcanzan los resultados deseados.

Contacta con la Clínica de Cirugía y Medicina Estética Roch en el 954 50 25 37

PARA MÁS INFORMACIÓN
954 502 537