Cómo evitar las piernas cansadas

La sensación de piernas cansadas es un problema muy habitual en estos días de verano, ya que el calor dilata los vasos sanguíneos y dificulta la circulación venosa. Si el verano ha dejado tus piernas pesadas y dolorosas, es el momento de recuperar su vitalidad natural. El equipo médico de Clínica Roch ha preparado la guía infalible para acabar con el cansancio en los miembros inferiores del cuerpo; una guía que combina alimentación y tratamientos, y que empieza por una serie de consejos que incorporar a tu rutina.

  • Haz ejercicio aeróbico de forma regular. Camina, haz bicicleta, nada… el objetivo es mantener tus piernas activas sin movimientos bruscos. Además, puedes incorporar sesiones de yoga o pilates.
  • Evita las prendas ajustadas. Elige prendas anchas y vaporosas, que no ejerzan presión sobre la piel, para una mejor circulación sanguínea.
  • Pon las piernas en alto. Aunque lo recomendable es no estar sentados por mucho tiempo, si fuera necesario, pon las piernas en alto para favorecer el retorno correcto de la sangre.
  • Las duchas, mejor con agua fría. No salgas de la ducha sin activar tu circulación con un chorro de agua fría sobre las piernas, formando círculos ascendentes. El alivio será inmediato.

Una alimentación a prueba de piernas cansadas

Las piernas cansadas guardan una estrecha relación con los alimentos que consumimos. Te contamos cuáles evitar y cuáles incorporar a tu dieta desde hoy mismo.

Alimentos a evitar:

  • Sal. La clave está en el sodio, una sustancia que favorece la retención de líquidos.
  • Salsas. En cualquier caso, elige salsas preparadas por ti mismo.
  • Azúcar y bollería industrial. Intenta evitar los dulces en la medida de lo posible.
  • Lácteos enteros como la mantequilla o la nata, y los quesos más curados por su alto contenido en grasas.
  • Alcohol. El abuso de alcohol dificulta el retorno venoso normal.
  • Café. Limítate a dos tazas diarias si no puedes evitarlo.
  • Embutidos, controlar su uso por su alto contenido en sodio
  • Fritos. Patatas fritas, snacks… deberían ser sustituidos por alternativas saludables.
  • Conservas, agravarán los problemas de varices e hinchazón de las piernas.

Alimentos a incorporar:

  • Agua. Aunque pueda parecer obvio, hay quien olvida beber entre 1,5 y 2 litros diarios.
  • Tomates. Contienen licopeno, un antioxidante que estimula la circulación.
  • Cítricos. La vitamina C evita la retención de líquidos, entre otros muchos beneficios.
  • Nueces. Sus ácidos grasos y alto índice de vítamina C son grandes aliados.
  • Jengibre. ¿Sabías que esta raíz estimula la circulación de la sangre?
  • Chile. Contiene una sustancia llamada capsaicina, altamente beneficiosa.
  • Cúrcuma. Esta especia tan oriental tiene propiedades antiinflamatorias y antioxidantes.
  • Ajo. Protege el corazón, permite que la sangre fluya libremente…
  • Semillas de calabaza. Fuente natural de vitamina E que aporta elasticidad a las venas.
  • Sandía. ¡Aprovecha las últimas sandías para un buen aporte de licopeno!

La presoterapia, infalible en el tratamiento de piernas cansadas

La presoterapia es una técnica médica no invasiva indicada en personas con problemas de arañas vasculares, piernas cansadas o celulitis. Su uso mejora la circulación sanguínea y linfática, eliminando la retención de líquidos, además de obtener otros muchos beneficios como la tonificación de la musculatura o la piel y  la activación del sistema inmunológico o digestivo.

Para ello, se aplica una presión de aire controlada y de forma ascendente, otorgando a la corriente sanguínea el impulso que necesita. El paciente sentirá una pequeña presión y un relajante masaje en las zonas tratadas, sin sensación de dolor o incomodidad. Cada sesión dura entre 30 y 45 minutos, y la cantidad de las mismas dependerá de la situación inicial del paciente, aunque suele oscilar entre 8-10 sesiones habitualmente.

Si quieres saber más sobre esta técnica puedes contactar con nosotros llamando al 954 502 537. ¡Despídete del cansancio en tus piernas!

Recent Posts

Leave a Comment